12 mar. 2009

PisandO fUerte

Dejando atrás tus cálidos recuerdos,

He quedado con mi felicidad para el almuerzo,

Me ha dicho que estará allí para las dos menos cuarto,

Pero sé que demorara un rato,

Mientras le espero,

Recibo una llamada de larga distancia,

Esta era desde mis sueños,

Me llamaba mi niñez,

Para decir que todo está bien,

Que no la extrañe,

Que sola no se encuentra,

Al escuchar su voz,

Mis manos temblaron,

y pude comprobar que eran las dos menos cuarto.

No hay comentarios: