18 jun. 2016

Así


He tenido uno de esos momentos.

De esos que el mal presentimiento es tan fuerte que se te achica el corazón y ya no sabes que decir o como actuar. Uno de esos en los que estas completamente segura todo va en picada y por más que te esfuerces en mantener la compostura, no hay de donde aferrarse pues ya viene la tormenta.
Esa fracción de tiempo que te hace replantear todo tu mundo adelante e incluso dudar de la posibilidad de un futuro fuera de la oscuridad en que estas sumergida. Ese momento, que ya no importa cuantos versos le escribas al amor, él seguirá defraudandote y esquivando tus derroches.
De esos momentos en los que te amo, pero sé, no me correspondes.

No hay comentarios: